domingo, 29 de septiembre de 2013

Ciudad romana de Baelo Claudia. Bolonia (Cádiz)











"  Quiero volver a aquellos otros de mi infancia junto al mar de Cádiz, aireándome la frente con las ondas de los pinares ribereños, sintiendo cómo se me llenan de arena los zapatos, arena rubia de las dunas quemantes, sombreadas a trechos de retamas. "

La arboleda perdida. Rafael Alberti


"Arena rubia de dunas quemantes" . Bolonia. Cádiz




BAELO CLAUDIA, ciudad romana. Bolonia


En una de las pocas playas vírgenes que quedan en Europa se encuentra  el mejor conservado y más completo ejemplo de ciudad romana de toda la Península Ibérica.

Ver piedras que en su día fueron un templo, una domus, un teatro, una tienda, unos baños, un foro o una pequeña industria de una ciudad romana, piedras que durante siglos acogieron a una población a la que daban cobijo, trabajo, cultura, ocio... a mí me entusiasma. Y si encima, a esta representación de una antigua y desaparecida civilización le añadimos el telón de fondo del mar y las dunas de arena, el espectáculo no podía ser más prometedor.



Maqueta de Baelo Claudia



Baelo Claudia. Ensenada de Bolonia (Cádiz)


Las ruinas de la ciudad romana de Baelo Claudia se encuentran en la Ensenada de Bolonia, en un atractivo paraje natural, rodeada de pequeñas montañas hacia el interior y con la Punta Paloma y Cabo Camarinal delimitando el litoral. 

Baelo Claudia se levantó sobre un enclave fenicio a finales del S. II a. C .Se trataba de una modesta ciudad, en comparación con Gades (Cádiz), Corduba (Córdoba) o Asido (Medina Sidonia), que se creó como puerto comercial, puerto pesquero y centro conservero.
La principal actividad económica fue la pesca, sobre todo del atún, y las industrias conserveras de salazones y del preciado "garum" (salsa realizada con vísceras de pescado considerado por los romanos alimento afrodisiaco). Abasteció de estos alimentos a buena parte del Imperio Romano, lo que contribuyó al enriquecimiento de la ciudad.

Baelo Claudia fue arrasada por un terremoto en el S. II d.C y se intento reconstruir entre los s. III y IV pero no llegó a alcanzar el esplendor de otros tiempos.

En el yacimiento se pueden observar los elementos arquitectónicos más representativos de una ciudad romana:

Murallas: No tenían carácter defensivo, simplemente delimitaban el espacio urbano.


Una de las puertas principales de la muralla y una de las dos vías principales de la urbe.


Edificios administrativos. Palacio de justicia: Era un edificio de dos plantas del que se conservan las columnas jónicas de la planta inferior. Estaba presidido por una escultura de 3m. del emperador Trajano.


Basílica judicial con la escultura del emperador Trajano


Foro o plaza pública: Punto de intersección de las dos principales vías. Alrededor se levantaban los principales edificios públicos y administrativos de Baelo Claudia.


Foro

















Templos: Junto al foro se levantaban tres templos iguales dedicados a Júpiter, Juno y Minerva y un cuarto templo de mayor tamaño dedicado a la diosa egipcia Isis.






Teatro: El mayor edificio de Baelo Claudia


Teatro







Teatro





Viviendas:  La clase alta vivía en "domus" en las zonas más céntricas de la urbe, las clases bajas vivían en la periferia. Los propietarios de las factorías tenían sus viviendas cerca de éstas, al sur de la ciudad.



Restos de una domus junto a las factorías conserveras




Domus









Domus















Zona industrial: Factorías artesanales para la elaboración de salazones y "garum", situadas al sur de la urbe, cerca del mar. Se pueden ver los depósitos donde se dejaba secar el pescado, las zonas dedicadas a la manipulación del producto y el espacio en el que se almacenaba en ánforas para su posterior distribución.




Depósitos para el proceso de salado del atún y elaboración del garum


Zona comercial: el mercado








Obras públicas: Calles, acueductos, sistemas de alcantarillado...



Acueducto


Necrópolis: Se han encontrado tres zonas de enterramiento en Baelo Claudia con dos ritos funerarios distintos: la incineración entre los siglos I a. C y I d.C y la inhumación entre los siglos III y IV. 

Como característica singular de la necrópolis de Baelo es el empleo de los betilos, piedras labradas intentado representar un torso humano, que en el ritual funerario simbolizaba divinidades marítimas o protectoras.


Restos de sarcófagos


Baelo Claudia también tenía edificios destinados a  termas y baños.



La urbe romana que va a morir al mar estuvo casi escondida entre dunas, casas de pescadores y una antigua carretera militar, hasta principios del s. XX  cuando el hispanista francés Pierre Paris empieza a sacar a la luz los restos de una ciudad que muestran una visión completa y detallada del urbanismo romano en la época del Imperio.







Enlace al post de las  Dunas de Bolonia. Cádiz



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)