domingo, 15 de septiembre de 2013

Medina Sidonia (Cádiz)

 

 

El alma de Medina Sidonia

 


  




Si la cara de una persona es el reflejo de su alma, en Medina Sidonia son sus calles las que reflejan la esencia de esta villa.
Calles que trasmiten alegría y cordialidad, que han sabido conjugar con armonía el mestizaje de antiguas culturas,  que reflejan su larga historia, su fascinante pasado, su memoria... en definitiva, su alma.




Casas blancas de cal en Medina Sidonia


Unas calles con casas que guardan tesoros: parte de una calzada con juegos de unos niños de hace más de 2.000 años tallados en sus aceras; sótanos abovedados de viviendas con muchos siglos; cloacas que canalizaban el agua residual y de las lluvias de épocas pasadas; columnas que un día fueron parte de una vivienda o del templo de Hércules y que hoy se apoyan en las esquinas de una calle, sujetan unos arcos o adornan un patio; capiteles, esculturas, grabados... Todo esto, refleja el alma de Asido Cesaerina Augusta (Medina Sidonia), el pasado romano de la villa.

Pero antes de la fundación de la ciudad romana, Medina Sidonia ya estuvo habitada, por los fenicios que llegaron a la isla de Eritheya (Cádiz) con idea de fundar una ciudad, buscando una montaña desde la que la vigilar y proteger toda la costa.
En esta montaña fundaron una colonia a la que llamaron Sidón (Medina Sidonia) en honor a la ciudad fenicia de la que procedían.

Sidón creció a la sombra de la gran Gadir (Cádiz), pero con la llegada de los romanos, la colonia fenicia pasó a ser una importante ciudad romana llamada Asido Cesaerina Augusta que llegaría a su máximo esplendor con la caída del Imperio Romano, cuando Cádiz pierde su  actividad comercial.

Algunas de las construcciones de la ciudad romana:

Sótanos de una vivienda  romana en el conjunto arqueológico de  las cloacas.

Las cloacas romanas de Medina Sidonia fueron descubiertas en el año 1969 por unos niños que perseguían un gato. Se trata de una construcción hidráulica de 20 mts. de galerías subterráneas del siglo I d.C. El conjunto alberga restos de viviendas, una calle pavimentada, los sótanos de una gran edificación y partes de hornos alfareros de la época musulmana.

Cloacas romanas

 


Ánforas romanas con la base en punta para clavarlas en la tierra. Se utilizaban para guardar aceite, vinos...


Juegos infantiles tallados en la acera de la calzada romana







Juegos tallados en la acera



Calzada romana. Al fondo, escalón y bases de columnas de la entrada a una vivienda romana.



Y esas mismas calles, también son el reflejo de la  cultura árabe que trajo el pueblo invasor.

Calles que guardan restos de las murallas que un día las protegieron (Arco de Belén, Arco de la Pastora),  con casas de fachadas blancas y sencillas en las que el protagonista es el patio central decorado con arcos de herradura, maderas talladas, azulejos de colores, fuentes... herencia de las viviendas árabes.

Conquistada por los musulmanes en el año 712,  pasa a denominarse Medina Asidona y se convierte capital de la cora musulmana. Construyen las murallas defensivas en la parte superior de la ciudad y explotan los terrenos agrarios de los alrededores.

La repostería árabe también ha llegado hasta nuestros días como un legado más de esta cultura con los famosos y ricos Alfajores, dulce a base de miel y almendras.

Arco de la Pastora. Vista nocturna
Puerta de la Pastora (S.X). Utilizaron para su construcción unas columnas procedentes del templo de Hércules

Arco de Belén S.X-XIII

Mezcla de culturas, entrada principal de estilo renacentista y la  segunda entrada con arco de herradura


Alfonso X el Sabio reconquista la ciudad en 1264, se convierte en la linea fronteriza con el Reino nazarí de Granada y sede de varias órdenes militares (Orden de Santiago y Orden de Santa María). Adquiere un marcado carácter militar hasta el final de la Edad Media

En 1440 entra a formar parte del Señorio de los Duques de Medina-Sidonia. Bajo el gobierno de sus señores, las calles de Medina se dotaron de ricos palacios, iglesias y conventos. Reflejan la época de la reconquista y la repoblación cristiana




Colindando con la iglesia de Sta. María Mayor  La Coronada se encuentra la Villa Vieja, con restos arqueológicos de los poblados cristianos.

Iglesia de Sta. María Mayor La Coronada. (Gótico- renacentista S. XV-.XVII)
Torres de la Iglesia de Sta. María la Mayor al anochecer.


Convento de Jesús, María y José. Se empezó a construir en 1688 y acogió a la célebre "Simi la Hebrea" judía conversa que se puso a disposición del Dios cristiano.


Iglesia de la Victoria. S.XVII



"La Alameda" que en época romana albergó el foro.  Al fondo el edificio del Ayuntamiento (siglo XVII)


Las huellas de las distintas civilizaciones que poblaron Medina Sidonia, se pueden apreciar en el castillo; quedan restos superpuestos de tres fortificaciones: el castellum militar romano, partes del alcázar árabe y parte del castillo que mando construir el duque de Medina Sidonia.

Desde 1810 hasta 1812 el ejército francés ocupó la ciudad y aprovecharon el buen estado del castillo (a pesar de que durante siglos fue utilizado como cantera) para convertirlo en cuartel general, construyeron dependencias para los oficiales, barracones para la tropa, cuadras, cocinas...





Ruinas del conjunto arqueológico del Castillo


























Para conocer como se desarrollaba la vida cotidiana, los oficios artesanales y las actividades agrícolas y ganaderas, en una antigua casa-palacio se encuentra el museo etnográfico de Medina Sidonia.


Museo etnográfico














Y las calles de la zona más alta de Medina Sidonia son agradecidas con pobladores y visitantes, ofreciendo unas bonitas vistas de la villa, de los campos que la rodean y de las poblaciones costeras (Chiclana, S.Fernando, Puerto Real, Pto. de Sta. María...).






Medina Sidonia. Las luces que se ven en el horizonte son de Chiclana, S.Fernando, Puerto Real y Puerto de Sta. María




























En un entorno privilegiado, dentro del Parque natural de los Alcornocales, Medina Sidonia ha sido galardonada con el premio al Embellecimiento de los Pueblos Andaluces y declarada Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural en el año 2001.

Las huellas y los vestigios de las diferentes civilizaciones forman parte del legado histórico, son la memoria y el alma de Medina Sidonia.







6 comentarios:

  1. ES GENIAL MI CIUDAD SUS CALLES SUS RINCONES SUS VISTAS!! SON ÚNICAS !! SE VE CÁDIZ, SAN FERNANDO, CHICLANA , PUERTO REAL, PUERTO SANTA MARÍA, ROTA , JEREZ, ARCO, LA INA, LOMO PARDO, LA ZONA DE SAN JOSÉ DE VALLE, PATERNA, ALCALÁ , PARTE DE TAHIBILLA , LOS B ADALEJOS, VEJER , EL COLORADO, Y LO MÁS SORPRENDENTE CON DÍAS CLAROS Y DE NOCHE EL FARO DE TANGER CON UNOS PRISMÁTICOS , SALUDOS A TODAS LAS PERSONAS DE MI !!! CIUDAD !! un enamorado de mi ciudad !!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, tu enamoramiento no es para menos. Medina Sidonia es una ciudad muy bonita, con mucho historia y muchos atractivos tanto por dentro como por fuera, pues está enclavada en una bella comarca. Pero el mérito no es solo de la ciudad, de su entorno y su pasado, también es vuestro, de los asidonenses, que sabéis proteger el legado que otras culturas han dejado, que cuidáis vuestras calles, plazas, parques... que queréis a vuestra ciudad y eso se nota. Por todo ésto y por acogernos en vuestra ciudad durante unos días, muchas gracias. !!!Una enamorada de tu ciudad!!!

      Eliminar
  2. Gran relato y bella forma de contar la historia de mi pueblo.Y muy buenas imágenes.Gracias por difundir la riqueza cultural e histórica de mi pueblo.Leyendo tus palabras, me he sentido orgulloso de ser asidonense.Muy buen trabajo sigue asi!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias. Escribo las sensaciones que me trasmiten los sitios que visito, el relato si ha quedado bien es porque el argumento era excepcional; Medina Sidonia, su historia, su cultura, su entorno, sus calles, sus vistas... y su gente que nos trató con tanto cariño. Nos encantó y volveremos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el cariño por mi pueblo que se percibe en tus palabras. Siento vivir lejos de él; si coincidiéramos allí te haría de Cicerone y anfitrión. Un abrazo

      Eliminar
    2. Muchas gracias Blas Mª Ortiz, algún día, quién sabe, puede que coincidamos y entonces sería un placer escuchar todo lo que nos puedes contar de tu bello pueblo. Un abrazo

      Eliminar

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)