domingo, 29 de septiembre de 2013

Paseo otoñal por el valle de la Fuenfría (Madrid)






Turismo Valle de la Fuenfría. Cercedilla. (Madrid)






“Las hojas amarillas caen en la alameda,
en donde vagan tantas parejas amorosas.
Y en la copa de otoño un vago vino queda
en que han de deshojarse, primavera, tus rosas”


Rubén Dario









En estos días en los que las horas de luz se van acortando, las temperaturas bajan, caen las primeras lluvias, huele a tierra mojada y las hojas de los árboles pasan del monocromático verde a la variada gama de ocres, naranjas, rojos y marrones, pasear por el campo es un placer para los sentidos.

Y también beneficioso para nuestra salud pues hacemos ejercicio físico, respiramos aire puro y vamos aclimatando nuestro cuerpo para el frío invierno.

Nuestro primer paseo del otoño lo hemos disfrutado por el corazón de la sierra de Guadarrama, concretamente por la calzada romana y la calzada borbónica del valle de la Fuenfría en Cercedilla.









Cercedilla fue creado como lugar de paso y hospedaje de la antigua calzada romana que unía Titulcia con Segovia. 

Restos de esta calzada romana y puentes de esa época, todavía hoy, se pueden ver en la ruta que une el pueblo de Cercedilla con el puerto de la Fuenfría.

Muchos siglos después, Felipe V mandó construir en este valle otra vía que comunicara Toledo con Segovia. Algunos tramos se solaparon con la antigua calzada romana y en otros buscaron zonas de mejor acceso y menos pendiente, ésta sería la que hoy denominamos Calzada borbónica.

En tiempos de la II República se inicia  la obra de una nueva  carretera que fue paralizada en 1936 con el comienzo de la Guerra Civil, es la Carretera de la República.

Y estos son los tres caminos por los que podemos ascender  hasta el puerto de la Fuenfría: el romano, el borbónico y el de la república. 

Comenzamos nuestro paseo  en  Las Dehesas, subimos hacia el Puente del Descalzo donde ya se observa el enlosado de la calzada borbónica. (El puente también fue construido en época de Felipe V aunque se le conozca como  "puente romano"). 



Puente del Descalzo


Puente del Descalzo





Una vez cruzado el puente, se distinguen dos calzadas, la romana y la borbónica, que están señalizadas para hacer la ruta por cualquiera de ellas. Nosotros subimos por la borbónica y bajamos por la romana.


Calzada borbónica




A la mitad de la ruta, llegamos a La Pradera de los Corralitos, un llano donde se cruzan los cuatro caminos históricos del valle: romano, borbónico, carretera de la  república y el camino Schmid.
Un pequeño descanso y continuamos nuestra marcha.

La señal blanca marca el camino de la calzada borbónica y la verde el de la romana.


Arroyo de la Fuenfría


Restos de un refugio en el camino romano


Pinos albar





 Y entre pinos albar, helechos, zarzamoras, retamas...  por caminos con mucha historia, recorrimos el valle de la Fuenfría en un bonito y lluvioso día de otoño.
 

¡¡¡ F E L I Z   O T O Ñ O!!!!






















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)