jueves, 17 de octubre de 2013

Arcos de la Frontera (Cádiz)


  "No hay en esta serranía pueblo más pintoresco. Sobre la cumbre de la montaña la muchedumbre de casitas moriscas se apretuja y hacina en una larga línea de cuatro o más kilómetros..."


Los Pueblos. Azorín



Arcos de la Frontera (Cádiz)


Turismo Arcos de la Frontera (Cádiz)



Nos habían comentado que ya desde la carretera íbamos a recoger hermosas imágenes de Arcos de la Frontera: el conjunto de casas formando una larga hilera blanca sobre la cumbre, el tajo de cien de metros de altura, la vega del río Guadalete, las siluetas del castillo, la Basílica de Sta. María y la iglesia de S.Pedro... y era cierto que Arcos de la Frontera tiene una pintoresca estampa para admirar de lejos como si de un cuadro impresionista se tratara, pero también tiene un interior que no deja indiferente.

Arcos de la Frontera, el pueblo que enamoró a Azorín y a los poetas del 27, sigue cautivando a cuantos lo visitan. Sus calles blancas, estrechas y sinuosas recuerdan los trazados de las medinas árabes, calles que también conservan detalles de la época romana, un castillo medieval, palacios góticos, conventos barrocos, iglesias de diferentes épocas... construcciones que nos recuerdan la historia de esta ciudad, la embellecen y, todavía hoy, sirven de inspiración a escritores y creadores.


Estrechas y sinuosas calles de origen árabe con columnas romanas en las esquinas

Las blancas calles de Arcos de la Frontera

Arcos de la Frontera



Casa del Conde de Águila. Siglo XIX

 

 

Qué ver en Arcos de la Frontera

 
Arcos de la Frontera forma parte de la ruta de los pueblos blancos. Se asienta sobre un cortado de piedra a cuyos pies pasa el río Guadalete.   

La plaza de España, desde la que se dominan unas hermosas vistas de los cortados y las vegas, es una recopilación de interesantes monumentos: la Basílica Menor de Sta. María de la Asunción, el Ayuntamiento, el castillo y el Parador Nacional.

La Basílica Menor de Santa María de la Asunción, edificio gótico mudéjar que destaca por la sillería del coro y el altar mayor. Su fachada tiene detalles de gótico tardío, renacentistas y neoclásicos. La torre-campanario tiene una ubicación muy curiosa en el centro de la fachada.

El Castillo, construido en el siglo XI como alcázar, fue escenario de múltiples batallas fronterizas entre los reinos cristianos y los reinos árabes.

La iglesia de San Pedro está encaramada al borde del acantilado que forma el río Guadalete, es un gran edificio construido en el S. XIV aunque la fachada y la torre son del S.XVIII en estilo barroco.


Basilica Menor de Sta. María de la Asunción. Fachaca principal de estilo gótico-plateresco con unos arbotantes que cruzan la calle y se apoyan en los edificios de enfrente

Fachada con torre neoclásica de la Basilica Menor de Sta. María de la Asunción




Iglesia de S. Pedro sobre la peña



Un poquito de historia


Ocupada desde tiempos prehistóricos, son los romanos los que fundan la ciudad otorgándole el nombre de Arx-Arcis (fortaleza de altura). 

Tras la invasión musulmana  pasa a denominarse Medina-Arkos y es en esta época cuando adquiere mayor importancia y prosperidad, convirtiéndose en un pequeño reino Taifa. 
Esta civilización será la que deje más huellas de identidad en Arcos: el trazado de las calles, la puerta de Matrera (la única que queda del recinto amurallado), el castillo (que fue reconstruido entre los siglos XIV y XV) y los molinos.

En 1255 y 1264 es tomada por el rey Alfonso X  El Sabio. Con la llegada de los cristianos, la ciudad empieza a crecer y se construyen  iglesias, conventos, asilos...

En el año 1755, el terremoto de Lisboa produce grandes daños al castillo, viviendas e iglesias. Pero es con la desamortización de Mendizabal cuando el patrimonio de Arcos sufre mayores transformaciones.

En el siglo XX se produce un desarrollo en el sector turístico y Arcos de la Frontera es declarada Conjunto Histórico Artístico.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)