viernes, 29 de noviembre de 2013

Yacimiento romano de Carranque (Toledo)



"Si cerca de la biblioteca tenéis un jardín, ya no os faltará de nada". Cicerón

 


Mosaico de Villa Materno representando a Neptuno

Parque Arqueológico de Carranque. Villa romana de Materno


El moderno puente colgante que cruza el río Guadarrama, hace, a su vez, de puente entre el presente y el pasado.
Cruzamos el río para ir retrocediendo en el tiempo hasta llegar al siglo IV d. C, adentrarnos en una historia de romanos y conocer la villa de una familia de patricios.

Las villas romanas eran unas construcciones rurales que formaban parte de una propiedad agrícola. Estas propiedades podían ser pequeñas haciendas de trabajo familiar o grandes fincas con trabajadores esclavos y criados. Villa Materno pertenecía al segundo grupo, era una gran propiedad dedicada a la explotación del campo.

La Villa Romana de Materno estaba compuesta por una lujosa vivienda familiar de unos 1.200 mts., distribuida en amplias habitaciones en torno a un atrio o patio. Junto a la vivienda se alzaba una monumental basílica decorada con selectos materiales y un mausoleo o ninfeo. También contaba con pozos, molinos, dependencias para los criados, establos, cocinas, estanques, corrales, bodegas...

Además de estas construcciones, Villa Materno tenía un enorme "jardín" compuesto por chopos, álamos, sauces, juncos, retamas... donde convivían patos, garzas, conejos y liebres, pues la villa se levantó en el margen derecho del río Guadarrama. El patricio Materno poseía una suntuosa villa en  un entorno de gran belleza. 

Materno Cinegio fue el patricio romano, probablemente, dueño de esta villa. Era pariente y colaborador de Teodosio I el Grande, el último emperador romano que negoció con los godos un tratado de paz que les permitía residir en territorio imperial.


Puente hacia el pasado romano de Carranque

Yacimiento Romano de Carranque. Villa Materno



Maqueta Villa Materno

Ribera del río Guadarrama junto a la Villa Materno



Construcciones yacimiento romano de Carranque.




Los restos de los edificios que componían la Villa Materno son:

Basílica o Palatium
Edificio proyectado para uso civil aunque pasó a ser utilizado como lugar de culto y enterramiento. Se construyó imitando los palacios de los gobernadores, se decoró con mármol, ricas pinturas, mosaicos, pan de oro... Materno quería mostrar en este edificio su poder y riqueza.


Esta construcción fue reutilizada por visigodos y musulmanes. En los siglos XI-XII se asienta un monasterio de los templarios y se utilizará como necrópolis hasta el siglo XVII.

Se han encontrado sarcófagos de mármol, de granito tallados y de yeso, pilas bautismales, cruces, mesas de altar... Destacan las dos columnas de mármol de la entrada que fueron talladas en una sola pieza en las canteras de Turquía y Grecia.

Basilica Villa Romana de Materno

Restos del Palatium

Columna de mármol tallada en una pieza
Columnas del Palatium



Sarcófagos



Ninfeo o Mausoleo

Situado entre la casa y la basílica, es un edificio pequeño con forma de templete que se asemeja a los pequeños templos dedicados a la ninfas. Se cree que aquí fueron enterrados Materno y su familia.


Ninfeo o mausoleo Villa Romana de Materno


Casa Materno

La vivienda familiar era una suntuosa construcción de planta cuadrada con veinte amplias habitaciones alrededor de un patio. La decoración y el mobiliario estaban realizados con nobles y valiosos materiales traídos de Grecia, Egipto, Turquía... La vivienda tenía calefacción (hipocausto) y agua corriente.

Las salas estaban decoradas con bonitos mosaicos en los suelos y estucos en las paredes. Los mosaicos se conservan en muy buen estado; en las habitaciones de uso más corriente forman dibujos geométricos y en las principales representan escenas de dioses y héroes.







Representado a Neptuno, dios del mar. La habitación en la que se encontraba este mosaico tenía una fuente que dejaba correr el agua por encima del mosaico creando la imagen de Neptuno bajo las aguas de su reino.


Mosaicos vivienda familiar Villa Materno



















Sistema de calefacción por hipocausto




Descubrimiento y gestión del Parque Arqueológico de Carranque


El topónimo Carranque ya señalaba el origen romano del pueblo, pues deriva del prefijo prerromano "kar" (piedra) mas el sufijo "anke" (lugar).  

En el año 1983, un agricultor de Carranque descubre por casualidad uno de los mosaicos de Villa Materno. Comenzaron las excavaciones y descubrieron uno de los conjuntos monumentales más importante de Hispania del S. IV.

Actualmente, la explotación del Parque Arqueológico de Carranque es competencia del Ayuntamiento de la localidad, aunque la gestión patrimonial está en manos de la Junta.  

 Se puede visitar de miércoles a domingo de diez de la mañana a dos de la tarde.






La vida te da sorpresas... El paseo de una mañana de sábado por estos paisajes de ribera, vino acompañado de la satisfacción de ver que el yacimiento de Villa Materno había reabierto sus puertas. De vez en cuando, vamos a pasear por esa zona y nos apenaba ver el candado en la entrada a uno de los yacimientos con los mejores mosaicos de España. 

Ahora, de nuevo, Carranque recuerda que hace muchos años hablaban en latín.


"Historia magistra vitae et testis temporum"  Cicerón
(La historia es maestra de la vida y testigo de los tiempos) 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)