domingo, 23 de marzo de 2014

Ávila

Ávila y sus murallas.

 


"Fue cuando comprobé que murallas se quiebran con suspiros y que hay puertas al mar que se abren con palabras"

Rafael Alberti





Turismo Ávila


Hablar de Ávila es sinónimo de murallas; es la imagen que a uno le viene a la retina cuando mencionan esta ciudad.

Y es normal, pues Ávila posee uno de los recintos amurallados mejor conservados del mundo, que junto con las iglesias románicas fue motivo para  declararla en 1985 Patrimonio de la Humanidad.
 
En los más de 2 km. de murallas se levantan 87 torreones y se abren 9 puertas. Interesante recorrerla por el perímetro exterior o por el adarve al que se puede acceder por la Puerta del Puente, Puerta del Alcázar o Casa de las Carnicerías.

Se desconoce su origen, aunque hay indicios de una primitiva cerca considerada romana que se reforzaría con la invasión de los pueblos bárbaros. Ya en el S.XII, sobre los restos mejor conservados y más resistentes del recinto amurallado visigodo, se empezaron las obras de la magnifica muralla que circunda Ávila.

En esta época, fue necesaria su construcción para protegerse de la invasión musulmana y de los continuos enfrentamientos entre los reinos de Castilla y León. Aunque también era la manera de alcanzar el status de "ciudad".


Las murallas románicas de Ávila están construidas con piedras grandes de granito, alternadas con otras más pequeñas. En algunas zonas hay detalles de influencia mudéjar como espigas, esquinillas... realizados en ladrillo rojo, que evidencia que la mano de obra era de origen árabe.

También, es fácil encontrar piezas reutilizadas, como estelas y cistas funerarias de la época de los romanos y hasta algún verraco (esculturas zooformas propias de los vettones con forma de cerdo o toro) forma parte de los materiales constructivos .

Incluso el Alcázar y la cabecera de la Catedral (cimorro) están integrados como un elemento más de esta admirable construcción.
Detalle decorativo de influencia mudéjar con forma de esquinilla en el torreón

En primavera las cigüeñas anidan en los torreones

Sobre las murallas se levanta la espadaña del convento del Carmen

Puerta del Alcázar o del Mercado Grande


Puerta del Alcázar. Al fondo la iglesia de S. Pedro


Puerta de la Catedral o del Peso de la Harina

Verraco. Escultura típica de los vettones


Además de las murallas, Ávila cuenta con un bello conjunto arquitectónico compuesto principalmente por iglesias, monasterios y conventos vinculados a la mística Sta. Teresa de Jesús nacida en esta villa.

Palacios renacentista de gran belleza y muy bien conservados son un legado más de esplendorosas épocas pasadas. Un ejemplo es el Palacio de los Velada, que actualmente se está utilizando como hotel, tiene un bonito patio donde se puede tomar un café o una copa y un bar de estilo inglés con un buen ambiente nocturno.


Entre los monumentos más significativos se encuentran:


La Catedral

Considerada la primera catedral de España en la que se utilizan los elementos propios del estilo gótico. Fue proyectada como templo y fortaleza y se empezó a construir en el 1172.

Destacar los relieves del trascoro, el retablo del Altar Mayor (obra de Berruguete) y el ábside conocido como  "cimorro" que está integrado en  la muralla.



Catedral de Ávila

Portada principal


El "cimorro" de la Catedral que forma parte de la muralla


 Basilica de S. Vicente

Esta basílica se levanta a extramuros en el lugar donde la tradición cuenta que fueron martirizados y enterrados los  hermanos Vicente, Sabina y Cristeta.

Es un bonito y proporcionado templo románico con unas dimensiones propias de catedral. Está construido con sillares de granito en tonos amarillos y naranja, cuenta con numerosos detalles para contemplar detenidamente: las bellas arquivoltas de las puertas, los Apóstoles adosados a las columnas, capiteles con figuras de animales... y en el interior está la talla románica de la Virgen de Soterraña, patrona de Ávila.

La galería porticada se construye en el S. XV.


Basílica de S. Vicente


Galería porticada adosada a la Basilica de S. Vicente




Iglesia de San Pedro

Construida entre los siglos XII y XIII  intentando imitar a la Basílica de S. Vicente, aunque el resultado final fue diferente. Es de estilo románico con detalles de transición al gótico como el rosetón de la entrada principal.

Está ubicada a extramuros de la ciudad, en la plaza del Mercado Grande y frente a la Puerta del Alcázar. Lo que podría ser una bella panorámica (iglesia, plaza, murallas) se ha estropeado con la construcción de un edificio de tres plantas de ladrillo rojo. Una pena.


Iglesia de S. Pedro

Iglesia de  San Segundo

Fue construida entre 1130 y 1160 en la ribera del río Adaja aunque ha sufrido numerosas modificaciones a lo largo de los siglos. El aspecto que presenta actualmente se debe a las reformas del S.XVI.

Su exterior es sencillo y austero sin más decoración que las cinco arquivoltas de la portada y los capiteles con decoración vegeta. Su interior guarda la escultura de S. Segundo realizada por Juan de Juni.


Iglesia de S. Segundo




Puente sobre el río Adaja

Este bello puente, considerado romano, se construyó para permitir el acceso a la villa por el Oeste.

La construcción original es de granito, la reconstrucción del S.XII se hace de sillería rojiza. El arco central se apoya sobre una cista funeraria procedente de alguna necrópolis romana.






Otros muchos bellos e interesante edificios nos vamos a encontrar en la visita a esta admirable ciudad:

La iglesia de Sto. Tomé El Viejo, iglesia de S. Andrés, Monasterio de S. Francisco, Real Monasterio de Sta. Ana, Palacio de los Dávila, Palacio de los Velada, Palacio de Polentinos...

Se puede conocer Ávila a través de rutas: ruta de Sta. Teresa, ruta Isabelina, ruta románica, ruta gótica... que podemos organizar en las oficinas de turismo o en la web del ayuntamiento: Ávila turismo

Palacio  Polentinos


Restos de un edificio religioso




Y hablar de Ávila también es sinónimo de sabrosas Judias del Barco de Ávila,  exquisitos chuletones de ternera y delicadas yemas de Sta. Teresa, que no debemos dejar de degustar. 













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)