jueves, 27 de marzo de 2014

Museo del Romanticismo (Madrid)


Museo, café y romanticismo

 

" Que es mi barco mi tesoro, 
que es mi dios la libertad, 
mi ley, la fuerza y el viento 
mi única patria la mar "  

Canción del pirata. Espronceda






Museo del Romanticismo. Madrid


En el centro de Madrid hay un lugar cargado de romanticismo. Un lugar donde se puede comenzar el día tomando un café rodeado del ambiente romántico que inspiró a los artistas de los primeros decenios del S. XIX. Un lugar para conocer la política, economía, costumbres, ideas... con las que germinó el movimiento cultural y político del Romanticismo.

Este movimiento se inició en Alemania y Reino Unido a finales del S.XVIII. Se fue incorporando en España con los exiliados fernandistas y con los viajeros que venían a un país considerado tipicamente romántico por el espíritu caballeresco, el heroismo antinapoleónico, el fanatismo, los bandoleros y la sensual belleza de sus mujeres. En España, el Romanticismo se desarrollará plenamente en la primera mitad del siglo XIX.

La casa-museo del Romanticismo está ubicada en la C/ S.Mateo 13, en un palacio de estilo neoclásico construido en 1776 que perteneció al Marqués de Matallana.

La visita puede comenzar  con un agradable desayuno en el precioso jardín o en el saloncito del Café del Jardín. La carta de desayunos incluye cafés, infusiones, bollería, pan tostado y un listado de apetecibles tartas: tarta de chocolate, frutos secos y helado de vainilla, tarta de frutos del bosque con mascarpone, tarta de zanahoria, naranja y chocolate...
La combinación de café con tarta es el desayuno más caro, 5€, pero son porciones generosas y están riquísimas.

Surtido de tartas en el Café del Jardín. Museo del Romanticismo



Jardín del Museo del Romanticismo


Jardín del  Museo del Romanticismo

Iniciamos la visita desde el vestíbulo, donde se expone el busto en bronce del fundador del Museo, Benigno Vega-Inclán.

Subiendo las escaleras serán citas de Espronceda, Carolina Coronado y Zorrilla las que nos recordarán los temas preferidos de los escritores del romanticismo: el amor, la fantasia, la libertad, el pesimismo, los paisajes bucólicos...






El Museo del Romanticismo está distribuido en 26 salas, recreando  una vivienda-palacio del siglo XIX. A través de pinturas, cerámicas, miniaturas, fotografías, juguetes, joyas y mobiliario podemos conocer el estilo de vida, la decoración y las costumbres de esa época, así como las características del movimiento romántico.




Antesalón


Salón de baile

Dormitorio masculino
Dormitorio femenino

Comedor

Isabel II

En este cuadro, como curiosidad, la niña que aparece de negro había fallecido, era costumbre pintar  a los familiares fallecidos en los retratos de familia

Sala de los costumbristas andaluces

Sala de los costumbristas madrileños

Retrete de Fernando VII


Tocador masculino




Abanico de la Infanta Isabel


Miniatura de madera

Muñecos en la sala de juegos

Cochecito de juegos infantiles

Rompecabezas

Joyas

Tocador inglés

Mueble que perteneció a Carolina Coronado



Calculadora


Biombo con escenas móviles en vidrio pigmentado



Mesa donada por el Museo del Prado. Es la misma mesa que aparece en el cuadro, se trata de un retrato de Gaspar de Remisa, uno de los banqueros más importantes del reinado de Isabel II




Precios

Entrada general: 3 €
Entrada reducida: 1,50 €
Grupos de más de 5 personas, previa solicitud.
Voluntariado cultural, previa acreditación.

Entrada gratuita

Sábados a partir de las 14:00 horas
Domingos y otros festivos como:
  • - 18 de abril (Día del Patrimonio Mundial)
  • - 18 de mayo (Día Internacional de los Museos)
  • - 12 de octubre (Fiesta Nacional de España)
  • - 6 de diciembre (Día de la Constitución Española)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)