sábado, 12 de abril de 2014

Rosas (Gerona)






Bahía de Rosas


La bahía de Rosas tiene una de las playas más grandes de la Costa Brava, un acogedor centro histórico donde se concentra el comercio en pequeñas tiendas de artesanía, ropa, recuerdos... y la interesante Ciudadella, antigua fortificación que encerraba el primitivo pueblo de Rosas.


La Ciudadella de Rosas

El origen de este recinto está unido al origen de la ciudad de Rosas. Los primeros pobladores fueron los griegos en el S.IV a. C, dos siglos después llegarían los romanos, que la convirtieron en uno de los puntos más importantes de comercio en el Mediterráneo.

A principios de la Edad Media fue ocupada por los visigodos, poco después por los árabes, pasando finalmente a formar parte de la Corona de Aragón.

Es en el siglo XVI, cuando Carlos I manda construir la fortificación (ciudadella) para defender la villa, que había tomado mucha importancia como centro comercial, del ataque de piratas sarracenos y franceses.

El ejército francés deja la ciudadella inutilizable para fines militares tras finalizar la invasión napoleónica.

Actualmente, el recinto alberga el Museo de la Ciudadela de Rosas y conserva ruinas de las diferentes civilizaciones que poblaron la villa.





Saliendo del golfo de Rosas podemos empezar a disfrutar del paisaje abrupto y rocoso del Cabo de Creus (Cap de Creus) fuente de inspiración para escritores y pintores. La primera cala a la que llegamos es Cala Canyelles, antes de doblar Punta Falconera y todavía en el municipio de Rosas, otra cala bonita es Cala Montjoi con sus aguas tranquilas y abundante vegetación (más conocida por el restaurante de Ferrán Adriá, El Bulli).

Y entre Rosas y Cala Montjoi se encuentra el dolmen de la Creu d´en Cobertella, monumento megalítico más grande de Cataluña con una antigüedad de entre 3.500 y 3.000 años a.C.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)