jueves, 18 de septiembre de 2014

El Barrio de Las Letras (Madrid)








Barrio de las Letras, de las Musas o del Parnaso. Madrid



Estamos en el primer tercio del S. XVII, en el país más extenso que nunca ha existido ni existirá jamás, el país donde nunca se pone el sol. Bajo el reinado de Felipe III y Felipe IV, los llamados Austrias Menores por su pobre papel político que encaminará a España a una dilatada y agonizante decadencia.

España esta inmersa en una gran crisis económica y social. La Guerra de Flandes está dejando las arcas vacías por lo que hay que subir los impuestos a las clases no privilegiadas. La nobleza y el clero quedan exentas del pago.

La Santa Inquisición persigue, tortura y asesina en nombre de Dios. Se vive en una España de contradicciones, abusos e hipocresía.

La capital de este imperio es Madrid. Desde que en 1561 se trasladara aquí la Corte, la primitiva villa medieval ha crecido mucho, llega gente de todas partes y se hace necesario edificar en los arrabales, huertos y prados. 
Casas de adobe y madera, bodegas, corrales de comedia, conventos, mentideros, casas de mancebas... se instalan en estos barrios de extramuros. Soldados, cortesanos, matarifes, pícaros, poetas, mendigos, artistas, religiosos y alcahuetas serán sus habitantes.

Madrid se convierte en una ciudad misteriosa y peligrosa; las espadas y dagas se baten en lances y duelos por menos de nada. Pero, también ha llegado a la villa: arte, cultura, ciencia, versos y prosa. Estamos en el Madrid de las espadas y las letras.

Uno de esos arrabales por los que se extiende la villa, es lo que hoy conocemos como El Barrio de las Letras. El barrio de Madrid donde germinó el siglo más importante de la literatura española: El Siglo de Oro; donde un escritor escribió la obra más extensa de la literatura: las 1.500 obras teatrales de Lope de Vega; y donde se imprimió la novela mundialmente conocida, obra cumbre en el mundo de las letras: "El Ingenioso Hidalgo D. Quijote de La Mancha".

Hoy, el espíritu de los escritores del Siglo de Oro: Lope de Vega, Cervantes, Quevedo, Góngora, Calderón de la Barca y Tirso de Molina sigue latente por el Barrio de las Letras.




**Moratín, y los escritores románticos Bécquer y Esproncedra también llegaron hasta aquí a la espera que las diosas de la inspiración les sugirieran temas para sus creaciones.

**Este ambiente de escritores, literatos y artistas llegará hasta el siglo XIX cuando los cafés se convierten en centros de reunión y tertulias de intelectuales para debatir sobre poesía, política, toros...








El Barrio de Las Letras está situado entre las calles de Atocha, Paseo del Prado, Carrera de S. Jerónimo y la plaza de Jacinto Benavente.

La visita puede seguir este itinerario:

1.Plaza del Ángel

Preside esta plaza el Hotel Reina Victoria, ubicado en el lugar donde estuvo el palacio de Montijo. Este hotel, de fachada blanca y balcones acristalados, recuerda el estilo de los balnearios del norte de España de principios de siglo XX.

Sonidos de piano, trompetas y saxofones amenizan el ambiente de esta plaza desde uno de los locales de jazz más emblemáticos de Madrid: el Café Central.  


Desde hace más de 20 años el Café Central organiza conciertos de jazz.

 2. Plaza de Santa Ana. 


Custodiada por las esculturas de Federico García Lorca y Calderón de la Barca, se encuentra la plaza más concurrida del barrio de las Letras. 

Fue construida por José Bonaparte, apodado por los madrileños como "rey plazuelas", y para ello tuvieron que derribar algunas viviendas y el convento de Carmelitas Descalzas de Santa Ana.

Imponente y elegante domina esta plaza el edificio del Teatro Español que es el único teatro de Madrid que se corresponde con un antiguo corral de comedias; en este mismo lugar abrió sus puertas en 1583 el Corral del Principe.

Junto a la plaza, en la calle del Gato, se encontraba el Corral de la Cruz, el más popular ya que era el preferido de Felipe IV pues aquí trabajaba una de sus amantes. Fue destruido y como recordatorio queda una placa indicando donde estuvo este corral de comedias.




Escultura de Calderón de la Barca. Detrás el Hotel Reina Victoria


3. Iglesia de S. Sebastián


En el nº 39 de la calle Atocha se encuentra esta iglesia que ha sido declarada Monumento Nacional no por el edificio sino por sus archivos. 

La iglesia de S. Sebastián ha estado siempre muy ligada a los escritores; aquí fueron bautizados Ramón de la Cruz y Jacinto Benavente, se casaron Larra, Zorrilla y Bécquer, fue enterrado Lope de Vega, y sus archivos figuran las actas de defunción de Miguel de Cervantes, Ruiz de Alarcón y Espronceda.

El edificio original del S. XVI  fue destruido durante la Guerra Civil. Se restaura entre 1943 y 1959 manteniendo la torre original que fue una de las más altas de Madrid.


Iglesia de S. Sebastián

Junto a la iglesia de S. Sebastián, en el solar donde estuvo el cementerio, llama la atención una peculiar floristería "El Jardín del Ángel"  que nos aconseja no dejar de soñar.





La iglesia de S.Sebastián fue escenario de la novela Misericordia de Benito Pérez Galdós.




4. Calle Huertas


La calle Huertas es un paseo por las letras de los escritores que nacieron, vivieron (algunos malvivieron), trabajaron o murieron en este barrio: Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Luis de Góngora, Francisco de Quevedo, Gustavo Adolfo Bécquer, Benito Pérez Galdós, Esponcedra...

En las paredes hay placas de bronce contándonos vida y obras de estos escritores.







5. Mentidero de Representantes


En la calle León se encontraba el Mentidero de los Representantes, un espacio público donde comediantes, literatos y otros artistas se reunían a comentar los éxitos, fracasos y líos de faldas.

En Madrid hubo tres mentideros muy famosos, uno de ellos fue éste. Hoy existe una placa conmemorativa en el lugar donde se ubicó.







6. Casa de Cervantes


En la calle de Cervantes hay una placa indicándonos donde estaba la casa en la que murió Miguel de Cervantes Saavedra. Vivió en el Barrio de las Letras desde 1608 a 1616, en tres viviendas diferentes y las tres alquiladas pues en vida no tuvo mucho éxito y sí muchas estrecheces.

A pocos metros de esta casa, en esta misma calle, se encuentra la casa de su enemigo Lope de Vega.

Curiosidades del destino, la casa de Lope de Vega está en la calle Cervantes (antes calle de Francos), y los restos del autor del Quijote descansan en el convento de las Trinitarias Descalzas en la calle Lope de Vega (antes calle Cantaranas). ¡¡Si levantaran la cabeza!!



7. Casa-Museo de Lope de Vega


"Mi casilla, mi quietud, mi huertecillo y estudio", así era como Lope de Vega definía la casa en la que vivió los últimos 25 años de su vida. Y fue entre estas paredes donde escribió algunas de sus mejores obras: Fuente Ovejuna, El perro del hortelano, La dama boba, Pastores de Belén...

La obra literaria de Félix Lope de Vega fue la más extensa de todo el Siglo de Oro, y quizás de toda la literatura española,  tuvieron mucho éxito en el público de la época (y posterior) lo que le permitió vivir desahogadamente. 

Su vida sentimental también fue intensa y exitosa; se caso dos veces y tuvo varias amantes aún después de ordenarse sacerdote.

**La Casa-Museo de Lope de Vega se puede visitar de martes a domingo de 10:00 a 13:00, la entrada es gratuita pero hay que reservar en el tlf. 91 429 92 16 por e-mail: casamuseolopedevega@madrid.org



Huerto de la casa- museo de Lope de Vega


8. Casa de Góngora y Quevedo


En la calle Quevedo esquina Lope de Vega, frente al Convento de las Trinitarias Descalzas estaba la casa de Francisco de Quevedo. Hay una placa recordándolo pero no cuenta que el primer propietario de esta vivienda fue Luis de Góngora. Era tal la rivalidad personal y literaria de estos dos escritores que cuando Góngora se arruina Quevedo aprovecha y compra la casa para dejar literalmente en la calle a su enemigo.


De Madrid al cielo. Barrio de las Letras



9. Convento de las Trinitarias Descalzas de San Idelfonso


Fundado en 1612, en este convento profesaron las hijas de Lope de Vega y Cervantes. Cervantes pidió ser enterrado aquí, pero se desconoce el lugar donde descansan sus restos, se sabe que murió pobre y tuvo un funeral muy humilde.



Convento de las Trinitarias Descalzas



10. Parroquia de Jesús de Medinaceli 


Fundada en 1606 por el Duque de Lerma aunque el edificio actual es de 1930. La imagen del Cristo, tan venerada por los madrileños, sí corresponde al S. XVII.
Esta iglesia fue muy frecuentada por actores y actrices


11. Imprenta de Juan de la Cuesta


En la calle Atocha 87 una placa nos recuerda que aquí se imprimió en 1605 la primera edición de la mayor obra escrita en lengua española: El Quijote. Juan de la Cuesta publicó otras obras de Cervantes y de otros autores del Siglo de Oro.

El edificio, hoy es sede de la Sociedad Cervantina.

                                     ******************************************



El Barrio de Las Letras es la parte menos monumental del Madrid de los Austrias pero con mucho valor cultural e histórico.

Actualmente, es un barrio bohemio con una amplia variedad de comercios, hoteles, bares, restaurantes y locales de música en directo muy apropiado para disfrutar de las noches madrileñas. Pero esto no es de ahora, pues ya hace cuatro siglos era un barrio fascinante y concurrido por sus corrales de comedias, tabernas, casas de mancebas, lances y letras.


Arte actual por el Barrio de las Letras




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)