lunes, 24 de agosto de 2015

Peratallada (Gerona)


"¡Qué brillante delicia! Las viejas plazas de los pueblos de mi país, morenas y doradas por el sol de los siglos ..."

Viaje en autobús. Josep Pla




Peratallada (Gerona)


Peratallada. Bajo Ampurdán (Gerona)


De los dorados pueblos por el sol mediterráneo que componen el paisaje del Bajo Ampurdán (Baix Empordán) tengo entre mis favoritos a Peratallada. Me gusta pasear por sus calles empedradas e ir descubriendo las bellas muestras de arquitectura medieval y renacentista que guarda, imaginarme los diferentes momentos de su Historia en este lugar que permite elucubrar con tiempos pasados, salir al campo a contemplar las siluetas de sus torres a lo lejos y a entender el origen del topónimo de esta villa sobre una piedra tallada...
Eso sí, siempre aprovechando las primeras y últimas horas del día, cuando Peratallada se halla ausente de los numerosos visitantes que recibe a diario.



Peratallada



C/ La Roca, año 2015. Peratallada

 

C/ La Roca, principios del S.XX. Peratallada

 


 








 

 

 

Qué ver en Peratallada


Iglesia de Sant Esteve 
El recorrido puede comenzar en la iglesia románica de Sant Esteve de la que destaca su fachada con el campanario en espadaña. Desde aquí, se puede comprobar que la villa, tal como su nombre indica, se encuentra tallada en una roca.



Castillo y recinto amurallado
Los primeros datos que se tienen de esta fortaleza son del año 1065 aunque parece que en este lugar ya hubo una fortaleza anterior. 

Se distinguen dos partes, por un lado el palacio y por otro el núcleo fortificado.

Palacio Peratallada


Forman parte del antiguo recinto amurallado:

La Torre del Homenaje, rematada con almenas cuadradas.

La Torre Oeste, con un arco y bóveda interior de arista al descubierto.

La Torre de las Horas, llamada así porque alberga el reloj público.

La Torre del planta circular, con aspilleras para armas de fuego.

La Torre Norte que se eleva sobre los cimientos excavados en la parte del foso

También se conservan restos de lienzos de la murallas, pero, quizás, lo más llamativo del recinto fortificado sean los fosos tallados en la roca, que en algunas partes alcanzan alturas de 7 mts.

Torre Oeste. Peratallada



Torre del Reloj y marcas que el trasiego de carruajes fueron dejando en la piedra



Plazas 

Este pequeño pueblo cuenta con cuatro interesantes plazas:

Plaza de les Voltes, es rectangular porticada con arcos de medio punto (muy frecuente en el urbanismo medieval del Ampurdán). Fue la plaza principal del pueblo y acogió el mercado semanal durante varios siglos. Hoy, es utilizada por terrazas de cafés y restaurantes.


 

Soportales plaza de les Voltes


Bóvedas de los soportales de la plaza de les Voltes


Plaza del Castell. Frente a la fachada del palacio-castillo queda la plaza más amplia de Peratallada. En ella se encuentra la Oficina de Turismo. 

Plaza de los Esquiladores, su nombre nos indica las labores que se ejecutaban en este espacio.

Plaza del aceite. Lugar reservado a una de las prensas hidráulicas del pueblo para la elaboración de aceite.



Plaza del Aceite

Lugar donde se ubicaba una de las prensas





Casas Puentes. En Peratallada hay varios ejemplos de este estilo de casa tan típica en la zona. Era una construcción que permitía ampliar la vivienda y , a la vez, preservar el espacio público.



Casa puente

Otro ejemplo de casa puente en Peratallada





Peratallada fue declarado Conjunto Histórico-Artístico por ser uno de los núcleos de arquitectura medieval más importantes y mejor conservados de Cataluña.

 

Un poquito de Historia

 

Peratallada, al igual que muchos otros pueblos del Ampurdán, tiene un capítulo de la Historia que me parece fascinante, me refiero a la Guerra de los Remensas, las primeras revueltas populares que se produjeron en España con el fin de terminar con la servidumbre, las presiones y los malos usos por parte de los señores.
Hay que remontarse hasta 1460 cuando los payeses de remensas (campesinos de la llamada Cataluña Vieja, que trabajaban tierras ajenas adscritos a ellas de modo forzoso y hereditario) se levantaron en armas contra los señores dispuestos a terminar con su condición servil. Estas revueltas se extendieron por toda Cataluña hasta que en 1486, con la Setencia Arbitral de Guadalupe otorgada por Fernando el Católico, los remensas consiguen que los malos usos sean abolidos, a cambio de un precio que podía ser abonado en coutas.

La libertad personal que los payeses catalanes consiguieron en el siglo XV, y que en el resto de la Península y en otros países europeos no se lograría hasta los siglos XVIII y XIX, dará como resultado un importante impulso económico y social (los payeses al no estar vinculados al señor pudieron dedicarse al comercio, la artesanía y la industria) que transformará los pequeños núcleos rurales en villas-mercados; estas bellas poblaciones que hoy podemos apreciar por el Ampurdán.



Y cae la noche...

...invade el silencio en Peratallada























Enlaces a:

Bajo Ampurdán (Gerona)

Bañolas




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)