miércoles, 25 de mayo de 2016

Un mirador a los Arribes del Duero. Fariza (Zamora)




"El río fluye sordamente, no hace ningún ruido la sangre en el cuerpo. Fuera del agua no hace viento..."

Marguerite Duras




Parque Natural de los Arribes del Duero


Parque Natural de los Arribes del Duero



El Parque Natural de los Arribes del Duero es un espacio natural protegido de algo más de 100.000 ha. que ocupa parte de las provincias de Zamora y Salamanca junto a la frontera portuguesa. En Portugal se extiende el Parque Natural do Douro Internacional que protege una superficie de 85.000 ha. desde 1998. Entre los dos forman el espacio natural protegido más extenso de Europa.

Arribes, arribas o arribanzos son los vocablos leoneses utilizados para denominar esta singular geomorfología donde la suave plenillanura aparece violentamente surcada por casi 200 kilómetros de cañones fluviales.

Un espectacular e impresionante paisaje fruto de la acción erosiva del río Duero que aprovechando la fractura de las placa terrestre ha ido labrando la roca, creando unos profundos y escarpados cañones que en algunos puntos llegan a alcanzar más de 200 mts. de altura.



Parque Natural de los Arribes del Duero

Mirador de las Barrancas



Hay muchos miradores, tanto en la provincia de Zamora como en la de Salamanca, para dejarse sorprender por esta obra de la naturaleza. Uno de ellos es el mirador de las Barrancas en el término municipal de Fariza (Zamora).

Este mirador se encuentra en un lugar de esos con un encanto especial: en el paraje de la ermita Virgen del Castillo. 
Son varios los factores que influyen para tener esta percepción: por un lado su ubicación en una vertiginosa peña sobre la profunda herida causada por el Duero, en una perfecta comunión entre la tierra y el agua; por otro lado los restos encontrados de un castro del siglo VII a de C, con ocupación prerromana, romana y medieval; además de las  historias y leyendas que guarda la ermita, edificada en el siglo XIII sobre construcciones religiosas de épocas anteriores.


Recreación de una vivienda castreña

Ermita Virgen del Castillo


Ermita Virgen del Castillo


Vistas desde el  mirador de las Barrancas



Enebros, cantuesos, lirios, jaras, retamas, arces, cornicabras... crecen al abrigo del microclima de las laderas ribereñas,  junto con naranjos, almendros, olivos y otros frutales plantados en bancales por los pobladores de esta zona desde tiempos pasados.

También es hogar del buitre leonado, el alimoche, el águila perdicera y la cigüeña negra que han instalado aquí sus nidos.



Cantueso sobre el Duero











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)