lunes, 1 de agosto de 2016

Islas Cíes. Ría de Vigo (Pontevedra)




"Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso."

Jorge Luis Borges



Islas Cíes


 

Parque Natural de las Islas Cíes 


En el año 2007 el periódico británico The Guardian publicó un listado con las mejores playas del mundo. ¿Y qué playa estaba en el primer puesto de este listado, por delante de las idílicas playas del Caribe? pues nada más y nada menos que la playa de Rodas en las islas Cíes.

"Una perfecta medialuna suave, pálida y cubierta por pequeñas dunas abrigadas por un tranquilo lago de agua limpia como el cristal" es la descripción que hizo el periódico británico de la playa de Rodas.
Efectivamente, la playa de Rodas es de arena suave y blanca, de agua cristalina, además cuenta con un salvaje sistema dunar en el que crece grama marina y alhelíes de mar, con un bosque de pinos que se acercan hasta la orilla del mar y con una laguna natural conocida como el Lago de los Niños

Aunque esta playa no es el único espacio admirable que guarda las islas Cíes; las islas de los Dioses, como fueron bautizadas por los romanos, atesoran nueve paradisiacas playas, calas rocosas, hermosos bosques y excelentes fondos marinos.


Playa de Rodas. Islas Cíes





Las islas Cíes son un archipiélago situado en la boca de la ría de Vigo (Rías Bajas gallegas), formado por tres islas: Norte o Monteagudo, del Medio o del Faro y la del Sur o San Martiño. Las dos primeras se encuentran unidas por el arenal de la playa de Rodas.

Para proteger y conservar la riqueza de su fauna y flora, en el año 1980 se declararon Parque Natural y desde el año 2002 están incluidas en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia (junto con las islas de Ons, Sálvora, Cortegada y otros pequeños islotes) siendo el único Parque Nacional Marítimo de la Península.


Las islas de Monteagudo y del Faro.
Isla de S. Martiño

Playa de Rodas y Lago de los Niños

Playas de aguas cristalinas

 

 

 

Qué hicimos por las islas Cíes

 

De todo un poco, porque a pesar de ser el espacio tan reducido, son muchas las actividades que se pueden realizar: disfrutar de sus idílicas playas, recorrer la isla por las rutas señalizadas, visitar los faros, tomar información en el centro de interpretación, bucear entre bogavantes y pulpos, nadar entre arroaces (delfines autóctonos), buscar la mejor fotografía, etc...




Playas de las islas Cíes


Cuenta con un total de 9 playas en estado salvaje entre las que destaca la ya mencionada playa de Rodas. Otra de las más populares es la playa nudista de Figueiras, también de arena fina y rodeada por bosques y dunas.
La playa de Bolos, la de Nosa Señora, la de Margarida, la de Areiña... son menos turísticas pero no por eso menos espectaculares. Ideales para los que buscamos lugares más tranquilos.


Playa de Rodas

Playa de Nosa Señora frente a la isla de S. Martiño

 

Rutas


La Ruta del Monte del Faro es la ruta más transitada, también la más larga de la isla. Pero esto tiene su recompensa, pues una vez que alcanzamos el faro, nos encontramos en el mejor mirador de las islas Cíes con una estupendas panorámicas de las tres islas y toda la ría de Vigo.

Esta ruta conecta con la ruta del faro de A Porta que nos llevó hasta el segundo faro.


Monte del faro


Ruta del faro de A Porta es más corta que la anterior y recorre la costa más meridional de la isla. Nos acercó hasta el segundo faro en un paseo siempre con la vista al mar, pero antes nos desviamos hacia la playa de Nosa Señora para tomar un baño.










La ruta del Monte Agudo es un paseo entre bosques y dunas; se inicia en el muelle y la primera parada fue para observar el complejo dunar de Figueras-Muxeiro que conserva valiosos ejemplares de especies vegetales. Reiniciamos la ruta por una pista entre bosques de pinos, helechos y matorrales.


La ruta del Alto del Príncipe es la más corta de la isla Cíes. Asciende hasta el alto de O Príncipe, donde disfrutamos de unas impresionantes vistas de los acantilados de la costa oeste. También pudimos apreciar las sugerentes rocas esculpidas por el agua y el aire, entre ellas la famosa Silla de la Reina.

Un buen lugar para contemplar las puestas del sol.


Panorámica desde el Alto del Príncipe


Rocas moldeadas por el agua y el viento



Visitar el Centro de Información

Durante la visita a las islas Cíes, también tuvimos tiempo para conocer más detalles sobre la fauna, flora, fondos marinos... así como de la Historia, cultura, tradiciones y oficios de los habitantes de las islas.  

El Centro de Información se encuentra en el interior de un antiguo almacén de artillería del S.XIX, el cual fue levantado a su vez sobre las ruinas del Monasterio de San Esteban del S. XI. Conserva un sepulcro antropomorfo perteneciente a alguno de los monjes que allí vivieron.




Libros con la Historia de las islas en el Centro de Información


Fauna y Flora


Este lugar tan exótico se convierte en un exclusivo observatorio de fauna y flora. Cuenta con una vegetación compuesta principalmente por pinos, eucaliptos, jaras, retamas, algún roble y matorrales de endrino. En los sitemas dunares se pueden encontrar especies como la grama marina, el alhelí de mar, la azucena de mar o la artemisa de playa. Especies endémicas como la hierba de enamorar y la camariña, esta última de gran interés ya que si antes ocupaban casi todo el litoral gallego, hoy en día las principales poblaciones se encuentran en las islas Cíes.

En cuanto a la fauna, las islas Cíes dan cobijo a un gran número de aves marinas lo que ha hecho que sean declaradas como Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA). La gaviota patiamarilla es la especie más abundante junto con el cormorán moñudo. Hay otras muchas especies de aves rapaces, palomas torcaces, tórtolas, pájaros carpinteros, mirlos...
Moluscos, pulpos, nécoras, lubinas, percebes, centollos, bogavantes, rodaballos, lenguados... junto con unos fondos marinos con mas de 200 especies de algas crean un impresionante escenario natural al que hay que añadir la visita de arroaces, ballenas y tortugas marinas.

Gaviota patiamarilla

 


Cómo llegar a las islas Cíes.


La única forma de acceder a la islas Cíes es por mar, bien en barco privado previo permiso de fondeo al Parque, o en transporte público. Los barcos que realizan estos servicios salen de los puertos de Vigo, Cangas y Bayona.

La afluencia a la isla está limitada a 2.200 personas al día.

En cuanto a servicios de hostelería, las islas cuentan con un camping, dos restaurantes y un bar.

Atardecer en las islas Cíes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)