domingo, 5 de febrero de 2017

Suances (Cantabria)





"... por la mañana, el mar de la derecha, el de la playa grande sobre la bahía, es bajo, dilatado, movible, verdiáureo y risueño. El de la izquierda es alto e inmóvil como un muro, de un azul uniforme y sombrío, el perfecto azul marino. En cambio, por la tarde, se invierte la apariencia; el mar oriental, donde desemboca la ría, es el fosco y triste, mientras que el de poniente es un esplendoroso despliegue de luces y colores."

La playa de los locos. Elena Soriano


Amaneciendo en "el mar de la derecha, el de la playa grande sobre la bahía"


Suances (Cantabria)



Hay lugares hasta los que llego con el propósito de contemplar sus amaneceres, a otros con las expectativas puestas en sus atardeceres. Como quería empezar el año con buena estrella, nada mejor que buscar un lugar donde poder presenciar los dos momentos más espectaculares de la puesta en escena del astro sol.

Esto fue posible desde la Punta del Dichoso, una pequeña península situada en el extremo más occidental de la desembocadura de la ría de San Martín de la Arena, en la villa marinera de Suances.

Alojados en un pequeño hotel situado en el estrecho itsmo que une la costa con la Punta del Dichoso, pudimos despertar viendo como el sol aparecía por la playa de la Concha y finalizar el día presenciando como se escondía por la playa de Los Locos.



Vista aérea de Suances. La playa oriental, en la que desemboca el río, es la de La Concha y la occidental la de Los Locos

 

Amaneceres en la playa de La Concha

 









Atardeceres en la playa de Los Locos











Suances se encuentra en la costa central de Cantabria. A pesar de ser uno de los principales destinos turísticos del norte de España, no se ha visto dañado por el urbanismo masificado y conserva el encanto de los pueblos marineros bañados por el Cantábrico. 

Su costa se ha ido erosionando por las olas y el viento creando abruptos acantilados de una extraordinaria belleza donde el verde de los prados se extiende hasta unirse al azul del mar y del cielo.


Verdes praderas de la costa suancina

Acantilados. Al fondo, los Picos de Europa nevados.



Qué visitamos en Suances?


Además de amaneceres y atardeceres en un espectacular entorno natural, Suances también ofrece:

Playas

El mayor atractivo de la villa son su costa y sus playas. Cuenta con playas extensas pero también con recónditas calas, en total son seis: La Concha, Los Locos, la Ribera, la Riberuca, La Tablia y el Sable.


La playa de los Locos

Se encuentra en mar abierto y está rodeada por acantilados. Hay diferentes versiones del origen de tan curioso nombre, que bien pudo ser por el fuerte oleaje y la bravura con la que el mar golpea en esta parte de la costa o, quizás, por la dificultad para acceder a la playa por las verticales y vertiginosas paredes. Hoy en día, varias escalinatas facilitan la bajada.

"Inmediatamente comprendí la razón de su nombre y que toda explicación sería insuficiente y a la vez superflua: la playa, pequeña y recatada, en la repentina, imprevista curva del acantilado, que se alza a treinta metros en torno de ella y parece guardarla, esconderla, abrazarla virilmente, como un padre celoso o como un raptor brutal [...]" 
La playa de los locos. Elena Soriano

La playa de los Locos es muy apreciada por los amantes del surf.



Playa de los Locos

Playa de los Locos



Surfistas en la playa de Los Locos




Playa de la Concha

Es la playa más extensa de Suances y donde desemboca la ría de San Martín de la Arena.


Playa de La Concha







Playa de la Ribera


Antes de que el Saja-Besaya (ría de S. Martín de la Arena) desemboque en el Cantábrico, sus aguas han formado una pequeña playa de arena dorada.


Escultura homenaje a las mujeres sardineras junto a la playa de la Ribera

 

Playa del Sable

Las más salvaje de todas las playas de Suances. Alejada de poblaciones pero de fácil acceso, con olas al gusto de los surfistas.


Playa del Sable

 

La Punta del Dichoso 

Recibe este nombre una gran roca blanca que emerge en la punta de la pequeña península. Unos senderos recorren este espacio, acercando hasta el borde de los acantilados desde donde disfrutamos de unas impresionantes vistas.

Punta del Dichoso

Senderos Punta del Dichoso

Vistas desde la Punta del Dichoso. Al fondo, Los Picos de Europa nevados.


El faro


Seguimos nuestro paseo por la Punta del Dichoso hasta llegar al faro. Construido en 1861 se alza vigilante a la entrada de la bahía.


Faro de Suances


El Torco


Y junto al faro también encontramos una antigua edificación defensiva llamada El Torco, levantada en el S.XVII para proteger la villa de los ataques marítimos. Actualmente funciona como sala de exposiciones y sede de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria.

Éste es un buen lugar para recoger unas excelentes panorámicas a la villa de Suances, la playa de la Concha, la ensenada, los acantilados, la isla de los Conejos y los demás islotes.




Vistas desde el Torco


Barrio de la Cuba


El origen de Suances se encuentra en el Barrio de la Cuba, situado en la parte alta de la villa.

Subimos hasta allí, esperando encontrar el antiguo barrio de pescadores que un día fue, pero ningún resquicio queda. Si merece la pena subir, es por los tres miradores situados en los puntos desde donde los marineros observaban el estado de la mar antes de comenzar a faenar en sus aguas.
Estos miradores de la Cuba ofrecen las mejores vistas a la ría, la desembocadura y el puerto.

Un frondoso camino, llamado Atajo de la Fuente de Enmedio, comunica este barrio con la parte baja del pueblo.

Desde el mirador del barrio de La Cuba

Ría de San Martín de la Arena, navegable hasta Requejada
Atajo de la Fuente  de Enmedio



El puerto

Este pequeño puerto pesquero situado en la ría de S. Martín (entre las playas de la Ribera y la Riberuca) fue desde el s. XII uno de los más importantes del Cantábrico, soportando un alto volumen de pesca de ballenas y comercio.


Puerto de Suances


Iglesia de Nuestra Señora de Las Lindes

Fue construida en el siglo XVII sobre los restos de otro antiguo templo existente que databa de la Edad Media.


Iglesia de Ntra. Sra. de Lindes


Iglesia de Santiago Apostol 

En Ongayo (localidad de Suances), rodeada por un bucólico paisaje, se encuentra esta iglesia que pudo tener su origen en el S. XI y formar parte de una vía secundaria del Camino de Santiago.

Destaca la capilla-camerín con bóveda de crucería estrellada, el tragaluz adintelado de la sacristía, el friso decorado con motivos vegetales de la portada y el campanario.


Iglesia de Santiago Apóstol


Rutas literarias


El encanto de Suances ha quedado plasmado en numerosas novelas, escritores como Miguel Delibes, Elena Soriano, Amós de Escalante o Carmen Martín Gaite han elegido la villa marinera como escenario de sus obras.
Diferentes rutas con el nombre de tan admirados escritores, recorren los lugares mencionados en sus novelas.





Gastronomía

 

El mar Cantábrico acerca hasta los fogones de los restaurantes de Suances sus mejores productos: pescados y mariscos. Pero también las sabrosas carnes procedentes de terneras criadas al aire libre en verdes prados forman parte de la oferta gastronómica.

Entre el paseo de la Marina, junto a la playa de la Concha, y la calle El Muelle (playa de la Ribera) se encuentran la mayor parte de los restaurantes de Suances.


Un poquito de Historia

 

Fueron su privilegiada situación y la presencia del estuario, rico en recursos naturales, los que hicieron de Suances un enclave de especial interés desde los primeros momentos de la Prehistoria. La presencia humana queda atestiguada durante el Paleolítico Inferior (Achelense, más de 100.000 años) donde cabe destacar la cueva de Las Brujas, situada en la Gerra, que conserva, aunque modestas, manifestaciones de arte rupestre [...]

Suances, considera el antiguo “Portus Blendium” de los romanos, como así parecen atestiguar las diversas excavaciones realizadas en la zona de la iglesia, habrá de ser, según los especialistas, el punto final de la calzada romana que unía la meseta con la costa, recorriendo el norte de Palencia y descendiendo por la cuenca del Besaya – zona del asentamiento de los llamados Blendios – llegaba al Cantábrico.

Este es el puerto de Suances en el que desembarcarían las tropas aquitanas que lucharon en las guerras Cántabras y aquí se embarcaría el mineral extraído de las minas de Reocín y Mercadal.

Los hallazgos arqueológicos sitúan en el antiguo puerto en la zona conocida como “El Esquilar”, junto al barrio de Santiuste de Suances.[...]



En la Baja Edad Media, Suances queda vinculada a la poderosa familia de la Vega, que entrará en conflictos económicos con la Villa de Santander por el control del puerto de Suances, motivo por el que se construye en el puerto la torre señorial de San Martín de la Arena a comienzos del siglo XV hoy desaparecida.


A partir del siglo XVI, el puerto de Suances tendrá una gran actividad comercial, que alcanzará su máximo esplendor en los siglos XVII y XVIII. A mediados del siglo XIX comienza a generalizarse en la villa la práctica de los baños, siendo las playas de Suances el mayor reclamo turístico del municipio, atrayendo a los veraneantes de la época que comienzan a construir los primeros chalets y villas de recreo.


Y es ya en la segunda mitad del siglo XX cuando se consolida como uno de los destinos más solicitados de la oferta turística del norte.

      (1) Fuente de información: Historia del municipio. Portal oficial del Ayuntamiento de Suances





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)