jueves, 20 de julio de 2017

Costa Quebrada. (Santander)



"Y al darles el sol la espalda
revolotean las faldas
bajo un manto de guirnaldas
para que el cielo no vea,
en la noche de San Juan,
cómo comparten su pan,
su mujer y su gabán,
gentes de cien mil raleas.

La Fiesta. Joan Manuel Serrat


Costa Quebrada. Santander



Costa Quebrada. Santander 


Este año, hemos celebrado el solsticio de verano en la playa de San Juan de la Canal, donde hubo una gran fiesta en la que, por supuesto, no faltó la tradicional hoguera, además de fuegos artificiales, orquesta, puestos de artesanía... Y hasta baños a la luz de la luna, como manda el ritual en esta noche mágica de S. Juan.


Rescoldos de la Noche de S. Juan



Los días siguientes a esta celebración, los dedicamos a conocer esta zona costera de Santander denominada la Costa Quebrada.

Ya su nombre nos hizo presagiar una costa desgajada, abrupta, accidentada, de grandes acantilados y rocas segmentadas. Y eso fue lo que encontramos, pero también largas playas de arena dorada, calitas paradisiacas y un magnífico sistema dunar. La realidad resultó ser más sensacional de lo que habíamos imaginado.

La fisionomía de la Costa Quebrada es resultado de la intensa relación entre el mar y la tierra, siglos y siglos de oleaje, de caricias hoy bruscas, mañana suaves, han ido labrando una costa tan insólita como interesante, pues la Costa Quebrada es para los geólogos un inmenso libro de hojas de piedra con escamas de sal que narra el origen, la estructura y composición de este tramo del litoral cántabro.


La diferencia entre calizas y margas, que se agrietan o deshojan según la resistencia, es la responsable del aspecto de la Costa Quebrada



La Costa Quebrada se extiende desde la isla de La Virgen del Mar hasta las dunas de Liencres, en la desembocadura del río Pas. Un total de 20 km. de costa entre acantilados, urros (islotes verticales), flysch, rías, prados, pinares, calas, playas y dunas, resultando un espacio de un alto valor geológico, geomorfológico, biológico y paisajístico.




Acantilados, calas y rocas segmentadas en la Costa Quebrada

Urros
Prados
Dunas. Paisajes Costa Quebrada

 


 

Nuestro recorrido por la Costa Quebrada fue:

 

Parque Natural de las Dunas de Liencres

Se encuentra en la desembocadura del río Pas, en el municipio de Pielágos. Cuenta con una extensión de 195 hectáreas y lo componen dos playas, Valdearenas y Canallave, un gran bosque de pino marítimo y unas dunas, consideradas las más importantes del norte de España.

Se distinguen tres tipos de dunas: dunas móviles, dunas que han sido colonizadas por la vegetación y dunas fijadas por la repoblación de pinos. Cada una con su vegetación característica: oruga de mar, arenalia de mar, grama marina, campanilla de mar, barrón, azucena marina, clavelina, espiguilla...
A destacar la manzanilla bastarda (Helichrysum stoechas) cuyo olor especiado, similar al curry, invade todo el Parque.


Dunas de Liencres
Dunas de Liencres junto a la ría de Pas
Desembocadura río Pas

Clavelina marina

Manzanilla bastarda o simpreviva

Azucena de mar

Vida animal en las dunas
¡Caracoles!







Playa de Valdearenas

Se encuentra dentro del Parque Natural de las Dunas de Liencres. Es una extensa playa de más de 2 km. de longuitud, su arena es fina y dorada. Esta playa ofrece unas imágenes muy  atractivas pues a la derecha quedan los acantilados, a la izquierda la desembocadura de la ría y al fondo el sistema dunar seguido del bosque de pinos.

Playa de Valdearenas




Playa de Canallave

Aunque tan solo unas rocas separan la playa de Valdearenas de la de Canallave, el paisaje que rodea a esta última es muy diferente al de la anterior; las onduladas dunas de blanca arena han cambiado por roquedos y  acantilados cubiertos de verdes praderas.

Es una playa muy apreciada por los surfistas y hasta cuenta con una escuela de surf.

También hay un restaurante con bonitas vistas a la playa.

Playa de Canallave

Playa de Canallave
Restaurante "Al otro lado de Liencres"


De la playa de Canallave sale una senda que llega hasta el pueblo de Liencres. Un paseo de un par de horas con muchas paradas para contemplar extraordinarias vistas, preciosas calas, imponentes acantilados, rocas con caprichosas formas... ¡¡¡¡ una maravilla !!!


Senda de la playa de Canallave a Liencres

De Canallave a Liencres entre prados y acantilados



Cala de Madero

La cala Madero es una pequeña cala rodeada por rocas inclinadas de diferentes composiciones y formaciones (un paraíso para los geólogos). En la pared de la derecha, el fuerte oleaje y el viento han abierto una brecha por donde entra y sale el agua acompasado con el vaivén de las olas.

A pocos metros de esta cala se encuentra un hundimiento en el terreno conocido como "ojo de mar"; una especie de embudo rodeado por paredes casi verticales, con una pequeña cueva por donde entra el agua del mar provocando un gran estruendo al golpear en las rocas.

Estábamos ante la cala más curiosa de la Costa Quebrada.

Cala Madero

Cala Madero y la pared quebrada

Cala Madero entre acantilados


Ojo de mar junto a la cala Madero



Continuamos nuestro recorrido admirando esos monumentos arquitectónicos que levanta la naturaleza:








Playa de Somocuevas

Y siguiendo la senda llegamos a la playa más cercana a la localidad de Liencres.

La playa de Somocuevas es una playa virgen, de arena fina, se encuentra entre un alargado roquedo y los acantilados de la costa, por lo que queda protegida de mareas. Un remanso de paz, un paraíso donde disfrutar de los baños de la tarde esperando la puesta de sol.


Playa de Somocuevas. Costa Quebrada






Playa de Cerrías

En esta playa parece que has viajado en el tiempo y has llegado a los inicios del mundo. Y algo de verdad hay, pues los sedimentos que el mar va dejando al descubierto, esas curiosas formas como rastrilladas con el nombre de flysch, nos remontan a millones de años atrás en la historia de la tierra.

De las playas de la Costa Quebrada, La playa de Cerrías es para mi gusto la más extraña y mágica.

Flysch en la playa de Cerrías

Curiosas formaciones rocosas que recuerdan las capas de un hojaldre.

Playa de Cerrías



Playa de Arnía

Una auténtica obra de arquitectura natural. Crestas verticales, farallones, flysch, y otras caprichosas formas labradas por el viento y el mar para admiración de todos los que llegan hasta este lugar, resultando una de las playas más impresionantes de la Costa Quebrada.

La playa de Arnía se divide en dos partes, a un lado queda una extensa plataforma de abrasión en la que se pueden encontrar fósiles de más de 60 millones de años de antigüedad, al otro una bonita playa virgen, entre acantilados, urros e islotes.
Los atardeceres y la puesta de sol desde la playa de Arnía son tremendamente bonitos. 

Cuenta con dos restaurantes donde poder degustar los ricos productos del mar contemplando el bello paisaje.


Playa de Arnía
Plataforma de abrasión.
Las rocas alineadas del fondo, indican hasta donde llegaba la costa.


Los farallones son estractos calizos sedimentados en el fondo del mar hace 50 millones de años

Puesta de sol en la playa de Arnía

Desde el restaurante   El Cazurro





Quedó pendiente por visitar de día la playa de S. Juan de la Canal y la de Covachos. (Ya tenemos pretexto para volver)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)