lunes, 20 de noviembre de 2017

Ézaro. Faro de las islas Lobeira. Costa de la Muerte

 

 

Ría de Ézaro



Ézaro. Faro de las islas Lobeira


Ézaro

Este pequeño pueblo del concejo de Umbría no formaba parte de nuestra ruta, pero siguiendo los consejos de un hostelero, improvisamos e hicimos una parada para ver la extraordinaria cascada de Ézaro, también subimos al mirador de Ézaro, y además, nos adentramos en el interior para llegar a la pequeña aldea de Sta. Uxía que entre sus pocas construcciones cuenta con un encantadora casa rural-restaurante.
La cascada de Ézaro 
Se forma cuando el río Xallas se precipita por una pared de 40 metros de altura hasta chocar con el lecho del río. A la espectacularidad del salto del agua se une las diferentes chorreras  y ramificaciones que descienden por el Monte Pindo. El río Xallas, una vez que desciende por la cascada, se convierte en una especie de estuario donde el agua dulce y el agua del mar se juntan,  y es entonces cuando cambia su nombre por río Ézaro.
Como dato curioso, añadir que la cascada de Ézaro es la única cascada de agua dulce que desemboca en el mar Atlántico.

Cascada de Ézaro junto a la central hidroeléctrica de Castrelo

La atractiva cascada atrae a muchos turistas



Mirador de Ézaro

Tan impresionantes las vistas desde el mirador como los 3 km. de subida, que aunque los hicimos en coche apreciamos el fortísimo desnivel. Una escultura de hierro con forma de bicicleta nos recuerda que fue final de etapa en la Vuelta Ciclista del 2012 repitiendo escenario en el 2016. Nos imaginamos lo duros finales vividos por los ciclistas de estas etapas.

Y las vistas son de esas difíciles de no dejar inmortalizadas una y otra vez, una perfecta bahía: el estuario, el pueblo de Ézaro y su playa, la playa de Pindo, las islas Lobeiras y el cabo de Finisterre.

Mirador

Panorámica de Ézaro y su ría. A la izquierda de Ézaro la punta Fornelo con la playa de Pindo, en frente las islas Lobeiras y a la derecha el cabo de Finisterre.



Faro de las islas Lobeira

Saliendo de Ézaro pudimos tomar unas imágenes del faro de la islas Lobeiras. Era lo más cerca que íbamos a estar de este faro, pues su acceso debe hacerse con embarcación y aprovechando marea alta para que sea posible alcanzar el muelle. 
Las islas Lobeira son un conjunto de pequeñas islitas situadas en la ría de Corcubión, cuya superficie granítica representa una extensión en el mar del macizo de O Pindo. La isla mayor es llamada Lobeira Grande y allí se encuentra el faro. 
Del origen del nombre hay dos versiones: unos cuentan que en sus aguas habitaban lobos marinos y otros que por el peligro que suponían para la navegación eran comparadas con lobos agazapados a la espera de su presa.
Estas islitas han sido testigos de un sinfín de naufragios por lo que en 1906 se levanta el faro de las islas Lobeira para ayudar a los barcos a salvar los bajíos rocosos de la zona y facilitar la navegación por la ría.
Antiguamente estaban habitadas por fareros pero hoy en día el funcionamiento es automático.


Islas Lobeira

  

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tu comentario es para ayudarme a mejorar, me gusta. Si es para decirme que te ha gustado, me alegra :-)